domingo, 22 de mayo de 2011

Zweiundzwanzigsten April 2011



Si hace cuatro meses me hubieses preguntado acerca de mi futuro amoroso, hubiese respondido que dentro de 30 años estaría soltera y aún seguiría siendo virgen.

Sin embargo, hace casi tres meses, conocí a una mujer. Era una mujer que mentía sobre su edad, una mujer que me hacía reír, una mujer muy alegre, simpáti
ca, una mujer loca por Marily
n Manson, una mujer con una perra bollera que muerde, una mujer que nunca me creyó cuando le decía que quería llevarla a un baño.

Ahora vivo enamorada de aquella mujer. Esa mujer me hace muy feliz, tanto que me hace llorar. No hay segundo que no quiera compartir con ella. No hay momento en el que yo no quiera hacerla feliz, tanto como ella hace que yo lo sea con solo....imaginarla. Esa mujer se llama Olga. Esa mujer ha conseguido que no desee otra cosa que no sea ella.

Olga, quiero besarte, amarte, quiero tenerte cerca mía durante mucho tiempo. Quiero dormir abrazada a ti, quiero ser tuya y de nadie mas. Quiero seguir llorando por cosas buenas. Te quiero por mucho tiempo.

¿Que haces, que tienes para hacerme sentir así? Sigue haciéndolo, me encanta.

Te Amo. Y te amare.