jueves, 13 de febrero de 2014

Fénix.



No mentiré. Aún queda tristeza en mi interior. Pero soy feliz, muy feliz. Arrastro cosas dolorosas. Odio partes de mí. Tengo que aprender a vivir con ellas. Tengo que aprender a aceptarme. Pero estoy en el mejor momento de mi vida.

  Un fénix resurgiendo de nuevo de las cenizas.